16:54hs
Pellegrini, epicentro de los festejos por el triunfo en Rafaela.
16/06/2013
En Rosario, los hinchas leprosos ya ensayaron el festejo
Apenas logrado el triunfo en Rafaela, la gente de Newell’s se volcó a las calles para celebrar el hecho de haber quedado a las puertas de la gloria. Se había preparado una fiesta en el Coloso, pero con el triunfo de Lanús hay que esperar
Apenas Patricio Lousteau le bajó la persiana al cotejo en Rafaela, Rosario se tiñó de rojo y negro. Es que los hinchas de Newell’s, que no pudieron ir a Rafaela por disposición de la AFA y del gobierno nacional, salieron a la calle a celebrar la victoria sobre Atlético para calmar los nervios hasta el desenlace, que por ahora se estira.

Así, la avenida Pellegrini (tuvo su epicentro en el cruce con Paraguay) y la propia puerta del Coloso Marcelo Bielsa fueron los puntos de los festejos. Pero los bocinazos, las banderas, las bombas y una interminable caravana se generaron espontáneamente en toda la ciudad y se extendieron hasta tarde. "Que vamos a salir campeón...", retumbaba en cada rincón.

Aún en Rafaela, la dirigencia rojinegra anunció que, de concretarse por la noche el esperado empate por la noche entre River y Lanús, se abriría las puertas del estadio para festejar el título, pero como no se dio (goleó el Granate por 5-1), habrá que tener un poco más de paciencia.

Mientras tanto, en el vestuario, los jugadores dieron otra muestra de su amor incondicional por la camiseta. "Olé, olé, olé... cada día te quiero mas... Soy leproso, es un sentimiento, no puedo parar", cantaron los jugadores, en un grito que asomó por los micrófonos de Radio 2 desde el Nuevo Monumental.

Así, sobre la tardecita de este domingo, el plantel y los hinchas generaron una comunión que empezó en Rafaela y se extendió hasta Rosario, con la promesa de sellar la celebración en los próximos días.